Los relojes más costosos de la historia

Son muchas las firmas y estilos de relojes que se pueden encontrar en el mercado, desde los más casual y funcionales hasta los relojes de lujo, que alcanzan cifras desorbitadas y precios inalcanzables para la gran mayoría de los mortales.

Se suele decir que “el tiempo es oro”, pero sin duda esa expresión cobra un significado mucho más literal al hablar de los relojes más caros de todos los tiempos. No hay duda de que uno de los primeros que hay que nombrar es el 201 Carat Chopard, un modelo en el que hay más de 600 diamantes incrustados, entre ellos, uno rosa de 15 quilates, uno azul de 12 y uno blanco de 11 quilates. El precio de este reloj es de nada más y nada menos que 25 millones de dólares.

No se queda atrás el Patek Philippe’s Supercomplication, un reloj de bolsillo muy exclusivo que se diseñó en 1932 por esta firma para Henry Graves, un banquero neoyorquino. Este modelo es una auténtica joya, una pieza de artesanía que consta de unas mil piezas que se tardaron en ensamblar cinco años. Este modelo se subastó en 1999 y alcanzó un precio de 11 millones de dólares, pagados por un coleccionista anónimo. De esta misma firma, Patek Philippe, es el reloj de pulsera más exclusivo que se puede encontrar en el mercado, el Platinum World Time, por el que se llegaron a pagar cuatro millones de dólares en 2002. Entres sus peculiaridades destaca el hecho de que su esfera es de platino y que da la hora en 25 ciudades del mundo a la vez.

La firma Chopard tiene en su haber uno de los relojes más caros del mundo, el modelo Super Ice Cube, con 8,75 quilates de piedras preciosas, además de diamantes y oro blanco, algo que hace que su valor ascienda a nada más y nada menos que 1.100.000 dólares.

El Hublot Black Caviar Bang es otro de los modelos más caros y prestigiosos, con un valor de un millón de dólares. Está realizado en oro blanco de 18 quilates, y tiene 24 rubíes, 13 diamantes y cristal de zafiro.

La verdad es que son muchas las marcas que tienen modelos de varios cientos de miles de dólares en sus colecciones, pensados para lucirse en las muñecas o bolsillos más exclusivos de todo el mundo. Eso sí, son muy pocos los afortunados que pueden presumir de tener uno de estos diseños.

Comments are closed.